Notas sobre el Encuentro por la Revolución Integral

  • Categoría de la entrada:General E2015
  • Autor de la entrada:Karlos Luckas

Compartimos con las personas que habéis mostrado vuestro interés en el encuentro un texto que nos ha hecho llegar el compañero Karlos Luckas, referente a lo que esperamos cada uno de nosotros del encuentro. Animamos a que reflexionéis sobre ello y que si tenéis algo que aportar lo comentéis en este mismo artículo.

«Notas sobre el Encuentro por la Revolución Integral
30 de marzo de 2015

1. Lo cierto es que nos encontramos ante una contradicción evidente, por una parte el hecho de que apenas existen materiales publicados específicamente para el Encuentro con la finalidad de facilitar el intercambio de ideas y posiciones, con lo que ello pueda significar de peligro de deriva hacia una cierta improvisación y confusión; y por otra, la obligación de atrevernos a actuar, de participar, partiendo de una correcta aplicación del «individualismo revolucionario», de esforzarnos, con valentía, partir de nuestra propia capacidad de creación, y sin necesidad de más recompensa que el cumplimiento de nuestra vocación de servicio desinteresado, lejos de jerarquías y seguidismos.

Comprender que cada cual ha de aplicarse en aportar al Encuentro, conforme a su capacidad e iniciativa, fortaleza y claridad de ideas, ciertamente, pero en este punto surge una pregunta ¿qué se espera de este Encuentro? Esto es realmente importante, porque implicará la evidencia de nuestro nivel colectivo de análisis. Dejar bastante abierto los temas de debate puede tener un aspecto positivo de la expresión libre de posiciones, pero presenta la dificultad de afrontarlo sin garantías mínimas de coherencia.

2. El análisis que cada cual tenga de la situación, en su conjunto, tanto de la cuestión de la conciencia, como el análisis de la realidad actual, determinará la definición de un programa estratégico de revolución integral. De lo publicado hasta el momento por el grupo organizador del evento de mayo, en cuanto a materiales y organización, programa, etc., se pueden deducir varios planos de comprensión de esta realidad, que sugieren varias posibles alternativas sobre el contenido del Encuentro, que se podrían resumir en:

a) Convertir el Encuentro en una especie de «toma de contacto» entre todos aquellos que nos adscribimos a un «determinado nivel» a las ideas expresadas en los textos, charlas, artículos de Félix, Prado y algunos otros; es decir, de aquellos que muestran cierta afinidad por tales ideas, pero también desde una perspectiva poliédrica, desde posiciones de partida heterogéneas, puesto que el acercamiento a esta cosmovisión se ha efectuado a partir de perspectivas e inquietudes diferentes, como es la posición respecto del Estado, critica al parlamentarismo, el acento en determinada filosofía, el valor de la espiritualidad, las concepciones inclinadas hacia la ruralidad, el naturalismo, la historia, arte, mujer, etc. Esta visión del Encuentro tendría por tanto la pretensión de ser una especie de «reconocimiento mutuo», y, en función de ello, sentar las bases de algún tipo de colaboración futura, con una forma organizativa del tipo «Foro de debate y difusión de opinión sobre la RI«.

b) Otra opción podría significar hacer del encuentro «algo más abierto aún», con la participación de gente (colectivos o individualidades) que se reclaman del concepto algo abstracto e indeterminado de «revolución integral». Lo cierto es que van siendo bastante los que hablan ya de la necesidad de una especie de «convergencia» ideológico-organizativa por la RI, pero cada cual, en realidad, sosteniendo un concepto diferente de «su proyecto» de RI. La forma organizativa que correspondería sería una suerte de «Plataforma Horizontal de planteamientos por una RI«

c) Una última alternativa que partiría de un «análisis de conjunto», desde el convencimiento de que la llamada cosmovisión de RI, que se define desde los trabajos esbozados en los últimos 10 años esencialmente por Félix R. Mora, que constituyen las bases de análisis de contenido multidisciplinar (filosófico, ideológico, político, histórico, etc.), con las cuales podrían haber una identificación suficiente para sentar unas Bases Mínimas que permitan avanzar en la estrategia de la RI. Su forma organizativa se correspondería con una especie de «Asamblea Por la Revolución Social Integral«, lo cual implicaría sin duda partir desde ahora mismo de ciertas señas de identidad, análisis general, de bases filosóficas, ideológicas, políticas; en definitiva, un proyecto suficientemente concreto de carácter estratégico y táctico.

3. Los pronunciamientos observados hasta el presente se inclinan claramente a la primera opción, pero entiendo que no debe ser un tema cerrado, y que es posible y deseable que se opine sobre este asunto.

Entiendo que cada cual, en función de su adscripción al modelo de Encuentro por el que opte, debería ir desarrollando sus respectivos análisis, tesis y programas, y en la medida de lo posible, dar traslado con tiempo suficiente para que el debate pueda ser fructífero. En este sentido, se debería poner un plazo para la remisión de documentos al grupo organizador, el cual deberá situarlos en la Web para la consulta de todos, al menos para tener como mínimo unos 15 días de plazo para verlos y poder opinar sobre ellos con cierta base y reflexión. Para facilitar este procedimiento, los documentos a aportar al Encuentro debería indicar claramente a que parte del Programa se refieren.

4. Desde un punto de vista metodológico, con la finalidad de facilitar el debate, de forma que nos concentremos en aquellos documentos que contiene expresamente posiciones, punto de vista y análisis esenciales que determinan puntos de encuentro, recomendaría que se diferenciaran en los textos, las partes introductorias (INTRODUCCIÓN), de las partes definitorias (CONTENIDO). Es decir, aquellas partes que suponen una explicación, de aquellas otras que se somete a la consideración y debate del conjunto de miembros del Encuentro.

Salud,
Karlos Luckas»

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. David Algarra

    Hola. La sesión de compromiso del domingo está para proponer proyectos. Tal como indica la nota de Karlos se podría tratar durante esa sesión si estamos dispuestos a organizarnos y bajo que forma según el punto 2 u otras formas que se nos ocurran, o ninguna. Si queréis creo un tema en la zona del foro de la sesión de compromiso añadiendo esta propuesta con una referencia a este texto.

    Propuesta: ¿Nos organizamos? ¿Bajo que forma?.

    Abrazos

  2. Karlos Luckas

    Contestando a la pregunta de David, creo que la clve del asunto estará en responder a esta cuestión justo en el momento en que finalicemos la parte más reflexiva del encuentro y veamos realmente cual es el nivel de aproximación de análisis que compartimos y hasta dónde. Yo creo que avanzaremos en tareas y responsabilidades cuanto más aproximación y comunidad de ideas tengamos. Pero ello no puede ser forzado, tiene que surgir del pleno convencimiento de todos. Pero yo SOY MUY OPTIMISTA, creo que los compañeros y compañeras que en un «puente» tan cacterístico como el de mayo, con esa significación histórico-proletarista del internacionalismo (habrá que aprovechar en algo ese tirón…digo yo), han tomado la decisión de pasar unos días de reflexión y encuentro en la perspectiva de una RI, es razón consistente e ilustrativa suficiente de que los niveles de unidad de criterios, puntos de vista y posiciones van a ser suficientemente elevados como para articular compromisos futuros más concretos y definidos. Salud, Karlos Luckas.

Deja una respuesta