Miércoles, 29 Agosto 2018 16:22

El arte de los locos (como un cen-cerro)

El pasado día 28 de julio, dentro del programa de actividades de Los Veranos de la Villa de Madrid 2018, el colectivo “Orquestina de pigmeos” perpetró un evento audiovisual (“performance multidisciplinar” o “cine expandido” lo llaman) en el “Cerro de los Locos”, sito en la Dehesa de la Villa de Madrid…
 
Digo se “perpetró” porque, so pretexto de crear un espectáculo que rememora las sanas actividades lúdico-deportivas (toreros, culturistas, atletas, pelotaris, artistas circenses, boxeadores) que antaño hacían los vecinos del barrio, lo que han hecho es algo para lo que casi que no tengo adjetivos…
 

Sin título

¿Cómo es posible recordar (¿con cariño?) a aquellas sanas gentes y sus actividades (por cierto, vigiladas, cuando no prohibidas por la policía) “diseñando” un esperpento audiovisual en el que las dulzainas (lo único rescatable de dicho bodrio) se mezclaban con ¡¡¡ astronautas !!! y naves espaciales durante una interminable y tediosa hora y media?

Miércoles, 22 Agosto 2018 10:50

Para una crítica radical de la izquierda

ideas
 
Introducción
 
En los tiempos que corren, de cara a liberar el pensamiento del fanatismo al que se adhiere gracias a las teorías políticas, la crítica al pensamiento izquierdista es fundamental. Hay que entender esta fijación no como una dedicación exclusiva, que reafirmara de alguna forma la ideología ‘de derechas’ por oposición, sino como una meta más importante, la de la crítica a la izquierda, que a la derecha, lo que se explicará.
 
Una de las primeras concesiones que hay que hacer es, efectivamente, caer en la dicotomía izquierda-derecha, una decisión que ya compromete del todo el pensamiento. Uno de los objetivos, por tanto, de dicha crítica, consistirá en recordar lo inconveniente de ese debate, pero tomándolo prestado precisamente para focalizar. La contradicción le será inherente, de forma que mientras se toma partido por dicha estructura (la de dividir la teoría política en izquierda-derecha), se estará negando su conveniencia. Así, esta crítica no puede aspirar a ser totalizante, sino sólo una guía a complementar, pues su necesidad es obligada; sólo debido a la situación actual de las cosas, es necesario descender a un nivel en el lenguaje en que, en este caso, se polarice el espectro político. Cualquier proposición política genuina debería hacerse liberada de condicionantes tan manidos; por eso, precisamente, una crítica así debe preceder a cualquier intento de postular una alternativa política efectivamente libre.
Miércoles, 15 Agosto 2018 18:25

El deseo no se expresa en lo manifiesto

Tal como en la afirmación Hegeliana "Yo no soy nada, lo otro de mí lo es todo", nada que pretendemos desde lo más auténtico de nuestro ser, podemos exteriorizarlo desde la traducibilidad de las palabras. El poder de garabatear signos, no es más que el síntoma expreso de la mudez a la que no podemos escapar, del contundente y silente presidio a la que nos condena el sinsentido. Esto mismo se explica sólo sí en la medida de su no explicación, mediante palabras, tras la epocalidad en la que transitamos, bajo la conciencia en la que nos creemos lógicos como comunicables.

un deseo para tu tienda

Que seamos finitos, que perezcamos sin aceptar este contundente condicionamiento, es la prueba efectiva de que estamos habitando otro lugar, en donde latimos más profundamente, o para decirlo de otro modo, somos más auténticamente, donde tal vez los deseos se correspondan con nuestros actos o sensaciones más palmariamente.
 
Sí es que alguna vez hemos pensado, que vivimos en el mejor de los mundos posibles, es porque naturalmente, podamos ser, una versión diferente, apocada o disminuida de la que potencialmente pudimos desarrollar y que por ello, tendemos a desear lo imposible de un mundo que se nos escapa de la mundanidad finita.
Miércoles, 08 Agosto 2018 11:20

Gritos desde el Cauca

LogoCRIC

La llegada de los comunicados que adjunto del Comité de Resistencia Indígena del Cauca Colombiano (CRIC), me produce un sentimiento de profunda tristeza que deseo compartir con gente querida, en forma de reflexión.

http://www.cric-colombia.org/portal/la-unidad-y-movilizacion-de-los-pueblos-procesos-sociales-y-populares-como-unico-mecanismo-de-salvar-la-paz-y-la-vida/

http://www.cric-colombia.org/portal/comunicado-publico-herido-con-arma-de-fuego-antony-bermudez/

Se trata de una historia antigua, por desgracia muy antigua en algunos casos, que lejos de encontrar una solución apropiada se repite a lo largo de la historia de la humanidad. Pero la aparición cíclica de esta lucha del pueblo, pueblos, contra el estado, los estados, nos indica hasta qué punto el llamado desarrollismo está condenado a acabar en un estrepitoso fracaso, no sin antes sembrar miseria y llevarse por delante infinidad de vidas humanas.

La razón es sencilla: el llamado progreso tecnológico resulta ser un falso progreso puesto que está orientado en la dirección de una mayor acumulación de poder económico, político y militar y no hacia el objetivo contrario, verdaderamente humano, de la disolución de todo poder que evite la dominación de unos sobre otros.

Sábado, 28 Julio 2018 06:42

África: revolución, no emigración

ginkgomaps afrika landkarte satellitenbild meeresboden
 
Al observar la actual situación en el África subsahariana, tan preocupante, viene a la mente, como fórmula positiva, el título del libro de Frantz Fanon “Por la revolución africana”, editado en 1964. Pero sólo el título pues Fanon era cualquier cosa menos un revolucionario. Fue un racista antiblanco, un miembro activo del peor producto político de esa época, el FLN (Frente de Liberación Nacional) de Argelia, un estatólatra virulento y un agente intelectual del capitalismo global resultante de la II Guerra Mundial. Sirvió al nuevo orden neocolonial, que es el que ahora está triturando a África y provocando la emigración de una parte notable de su población joven (con gran regocijo del imperialismo europeo), probablemente no la mejor, no la más ética, no la más vinculada a sus pueblos y a sus raíces y con seguridad no la más revolucionaria.