Martes, 22 Noviembre 2022 16:44

Respuesta crítica a la convocatoria de Biltzarre

Escrito por J.F. Maenza

En esta página misma página, hace unos días se ha publicado la Convocatoria para crear Asambleas Locales: el futuro en nuestras manos, del colectivo Biltzarre (https://www.revolucionintegral.org/index.php/item/686-convocatoria-para-la-crear-asambleas-locales).

Sin duda, desde el movimiento por la Revolución integral (que no represento, solo soy un participante más, pues nadie es más que nadie), se apoya la recuperación de los concejos locales, o batzarres en euskera, dado que luchamos por la autogestión, el autogobierno y la autodefensa populares. De ahí que entiendo que se cuelgue tal convocatoria en esta web.

Aunque en esa misma Convocatoria evitan decir que los concejos han de ser omnisoberanos, sin la existencia del Estado; tema que tampoco aclaran en su página web: www.biltzarre.eus (se puede traducir automáticamente al castellano, u otra lengua). Este olvido es muy peligroso, ya que dentro del régimen constitucional-dictatorial vigente se permite la existencia de pseudo-concejos (para pueblos inferiores a los 100 habitantes, pero lo podrían modificar según los intereses del poder constituido) y pseudo-comunal (en la Navarra actual más del 50% del territorio). Lo cual da pie a que esta propuesta sea absorbida sin grandes dificultades por el Estado y sus estructuras de poder.

Este “lapsus” no sería tan preocupante si no fuera porque el resto de su propuesta es deficiente y superficial, vacía de contenido real. Lo que sí posee es una perspectiva conspiracionista, por ende reaccionaria, patente en dicha convocatoria y en su página web (en breve publicaré un libro definitorio sobre el conspiracionismo, titulado El conspiracionismo, la extrema derecha y el Estado).

El conspiracionismo, una religión política fascista de derechas, está corrompiendo multitud de proyectos potencialmente transformadores y revolucionarios, pues está triunfando en el “mundo alternativo”, en especial, tras la pandemia coronavírica.

Pero ninguna propuesta ni proyecto popular-transformador será viable, es decir, no reaccionario, si no renuncia a esta nefasta religión política; así como a las demás (feminismo, animalismo, inmigracionismo, ecologismo, veganismo, pacifismo, etc.).

Por tanto, animo al colectivo Biltzarre a reflexionar con detenimiento sobre esta problemática, porque, en gran parte, de ello depende si acaban por unirse al camino de la revolución o, en cambio, se suman a la populosa senda reaccionaria.

Visto 138 veces

No tienes permisos para publicar comentarios.