Lunes, 26 October 2020 08:06

VIDA AUTOSUFICIENTE EN SINTONÍA CON LA NATURALEZA: UN TESTIMONIO DE VIDA

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Carlos vive como ermitaño y se sometió a unas preguntas que le hizo Román Gonzalvo sobre su experiencia. Esto es lo que respondió:

https://www.youtube.com/watch?v=mrsZMdjB0sQ

Carlos vive como ermitaño y se sometió a unas preguntas que le hizo Román Gonzalvo sobre su experiencia. Esto es lo que respondió:

Vivir en la naturaleza tiene varias ventajas. Yo lo hice porque tenía mucho estrés. estaba perdiendo salud y me habían despedido del trabajo. En el campo recuperé la salud y me liberé del estrés. En las crisis hay que aprovechar la energía del oponente, como en las artes marciales, para beneficiarse y fluir con él. Si tratáramos así las crisis, nos cambiaría la vida. Claro que si todos abandonásemos la realidad social y optáramos por una vida apartada, parece que la sociedad decaería, pero lo cierto es que ya se está destruyendo, como lo demuestran los graves problemas existentes: la pobreza, el hambre de muchas personas y las guerras.

No es una vida incómoda: que le digan a uno que va a subir el Everest que va a ser incómodo; ni se lo planteará, y más bien disfrutará porque ha sido su elección, acorde con su manera de ser. Sí que es cierto que carezco de electrodomésticos que todo el mundo tiene, pero la verdad es que estos aparatos son unas máquinas que permiten ahorrar tiempo para poder trabajar más, y así poder comprar más aparatos. En cualquier caso, la incomodidad es más bien de tipo psicológico. Sería bueno hacer la prueba con cada uno de ellos, apagarlo por unos días y ver si se puede o no vivir sin utilizarlo. Y respecto a la incomodidad quiero decir que, llegado el caso de una situación en la que necesitas descansar más por las razones que sean, lo puedes hacer sin tener que pedir permiso a nadie, y te puedes quedar en  la cama o descansando todo el tiempo que necesites, porque no hay apenas urgencias viviendo aislado. Por otro lado, la vida poco mecanizada y silenciosa es más espiritual. Los árboles- que eran las catedrales primitivas, donde se reunían las persona para tratar de un asunto y tomar una decisión- trasmiten un estado energético a los que viven a su alrededor.

Hoy nos hemos alejado de nuestro medio natural, y en ocasiones nos vemos forzados a practicar la meditación para compensar, pero es como una píldora y nada más. Sin embargo, estar en contacto con la naturaleza es como si estuvieras en meditación continua, porque estás rodeado de grandes maestros: los árboles, las plantas y los animales, que saben cómo superar sus obstáculos, y esto es una enseñanza que nos trasmiten.

Lo más duro de mi estilo de vida es que me he salido de lo establecido y que  por ello la sociedad no me entiende, pero yo en el campo me recargo las pilas. Llevo quince años sin ver la tele ni escuchar apenas la radio, porque entiendo que lo que trasmiten son mantras que nos dice como tenemos que comportarnos, por lo que no poseemos nuestros pensamientos, sino lo que nos dicen.

La mujer creo que tiene más inconvenientes que el hombre para vivir sola en el campo: la soledad de la noche impone un respeto, la suciedad del ambiente, la escasez de higiene y la fauna salvaje: arañas, culebras, etc. son peligros que quizá no pueda afrontar, aunque esto es solo mi opinión. Yo soy polivalente [no hemos de olvidar que es ingeniero] y me hago muchas cosas: me he puesto la corriente eléctrica para la luz - aunque el primer año no la tuve- la calefacción quemando leña para calentar la casa y tener agua caliente para la ducha, todo con una placa solar de 100 watios, mientras  una vivienda normal necesita como mínimo 3.500 watios. El 80% de lo que como procede del huerto que yo mismo me preparé en el terreno que compré, donde también levanté una casa para poder vivir. Me traslado a todos los sitios en bicicleta, y al año gasto entre 1.000 y 1.500 euros, que salen de mi artesanía y de pequeñas tareas que realizo.

Me he dado cuenta de que no somos dueños de nuestros pensamientos, por lo que lo primero de todo es poseerse a sí mismo, rumiando cada día todo lo que has hecho y dicho, así es como llegas a conocerte y ser dueño de ti. Yo estoy muy a gusto con mi vida, pues he comprobado que alejarse de la naturaleza es también alejarse de sí mismo.

 

 

Visto 209 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 October 2020 08:27

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios