Miércoles, 26 Octubre 2016 11:56

Blog libertad, amor, verdad: El HTS y el foco del Estado policial-militar.

Escrito por Sofía

José Fco. E. Maneza y Héctor Gregorio nos presentan su nuevo blog. Ya desde el título hacen una apuesta por valores como la libertad, el amor y la verdad: https://libertad-amor-verdad.com/

Con sus propias palabras: "La intención de este blog-página web es presentar hechos, argumentos y opiniones variadas e interesadas en promover un conocimiento mayor de nosotros mismos y la realidad. La imposibilidad de obtener verdades absolutas o universales, y únicamente acercarnos por medio de aproximaciones a la realidad, otorga al estudio de ésta por medio de la verdad su fundamento liberador".

El primer texto que quieren compartir versa acerca de la guerra que sobre los ciudadanos hacen los ejércitos, mostrando el HTS (Human Terrain System) como ejemplo usado por los EEUU. A continuación transcribimos la Introducción de ese artículo.

 

Resultado de imagen

Se puede leer el documento completo aquí.

Introducción

Desde el principio de la constitución de Estados, y luego Imperios, las personas y grupos con poder que han perseguido imponer su voluntad a las personas bajo su dominación han encontrado métodos útiles para conseguir sus fines.

A partir de los siglos XVII Y XVIII las potencias occidentales se impusieron como los Estados más poderosos militarmente de la historia; el siglo XIX fue un nuevo gran paso adelante en su crecimiento. El Reino Unido dominaba militar, económica y tecnológicamente, especialmente en el aspecto marítimo. Francia, con la Revolución Francesa y su retoño Napoleón, contestó con el mayor ejército de la historia, y una represión brutal de su población en el intento de hacerle frente.

La suma del resto de Estados occidentales importantes, más Rusia y Japón, a la competición desencadenó las dos mayores guerras de la historia mundial a principios del siglo XX, la I y II Guerra Mundial.

Después, con el terrorífico desarrollo armamentístico, no sólo aumentó el poder, y por tanto la opresión a los ciudadanos de dichos Estados, si no que las guerras y todo a su alrededor tuvieron que evolucionar, tanto estratégica como tácticamente.

En los últimos dos siglos el crecimiento de los Estados ha supuesto la absorción y sumisión de todas las dimensiones de la vida social y privada de los individuos sometidos a éste. Lo que en ocasiones pueden parecer prerrogativas o concesiones son, o, muy raramente, momentáneos alivios debidos a la presión social, o, en la mayoría de las ocasiones, regalos envenenados con los que implantan sus estrategias de dominación, con las cuales inculcan en las almas de los sujetos los valores, ideas y prácticas deshumanizantes que les permitirán concretar sus metas(1).

En el terreno político y judicial, el constitucionalismo y el parlamentarismo secuestran al pueblo, quienes se creen amparados, representados y protegidos, la potestad de custodiar su libertad, quedando a merced de los "expertos"; así logran imponer la Ley y voluntad del Estado. En lo económico, el trabajo asalariado sustituye al viejo esclavismo, y el desarrollo del capitalismo y la bancarización expande las garras explotadoras del Estado a todo lo vivo y lo inerte. El trabajador vive por y para la empresa, que le deshumaniza y engulle su energía vital, a la vez que ambos por y para el gigante estatal.

En cuanto a lo ideológico-espiritual, seguramente el aspecto más importante, el desarrollo del sistema educativo, la intervención de la mayoría de los intelectuales y estetas, la implantación del hedonismo, epicureísmo, materialismo,... en la masa social y el desarrollo de las tecnologías de la "información" reemplazan a las antiguas y desfasadas religiones para crear sujetos totalmente dominados, inconscientes de la realidad y de sus cadenas, convencidos de que el sistema de dominación, al menos, "tiene sus ventajas." Para el final he dejado el aspecto militar, el fundamento del Estado junto con las policías, los ministerios y los altos funcionarios, ya que es el tema a tratar.

Grosso modo, los últimos dos siglos han visto un crecimiento exponencial en el número, capacidad, organización, eficacia y poder de los cuerpos militares y policiales.

Es cierto que en las últimas décadas el desarrollo tecnológico ha impulsado el control del individuo hasta límites increíbles, los cuales hace un siglo ni el escritor de ficción más fantasioso podía imaginar(3). Desde el adoctrinamiento a bebes(4), el aún mayor a los niños, adolescentes y adultos, hasta la tecnologización y digitalización total de la vida. Los mecanismos de control y vigilancia, la recogida y manejo de todo tipo de información, y el análisis pormenorizado del individuo como tal y como sujeto social(5). El control somático, al igual que el espiritual, y el transhumanismo (6).

El caso de estudio de este artículo que se presenta a continuación es una pequeñísima parte del conjunto de destructividades a las que se enfrenta el sujeto de hoy. (Para seguir leyendo: aquí)

(1) Algunos análisis esclarecedores aparecen en las siguientes obras: La democracia y el triunfo del Estado, 2010, Félix Rodrigo Mora; Sobre el poder. Historia natural de su crecimiento, 1945, Bertrand de Jouvenel; The power elite, 1956, C. Wright Mills; y La derrota de Dios, 2010, Heleno Saña Alcón. 

(2) En los siguientes textos se encuentran algunos ejemplos de lo expuesto: The rise and fall of the great powers, 1988, Paul Kennedy; The tools of Empire. Technology and European imperialism en the Nineteenth Century, 1981, Daniel R. Hedrick; The American way of war, 1973, Russell F. Weigley; y Arms and influence, 2008, Thomas C. Schelling.

(3) Verbigracia se pueden consultar los siguientes textos: La convergencia de la historia de la guerra fría..., VVAA (http://www.mindjustice.org/2005update.htm); http://www.thedailybell.com/international-realestate/john-whitehead-the-nsas-technotyranny-one-nation-under-surveillance/; Dirty Wars. The world is a Battlefield, 2013, Jeremy Scahill; y The changing face of Empire. Special Ops, drones, spies, proxy fighters, secret bases, and cyberwarfare, 2012, Nick Turse, del que recojo la siguiente cita: "En 120 países alrededor del mundo, las tropas del SOCOM (Comandos de Operaciones Especiales) llevan a cabo su guerra secreta de asesinatos de alto nivel, matanza de objetivos de bajo nivel, operaciones de captura/secuestro,..."

(4) Productos como Baby Einsten que critican los siguientes artículos se cuentan por millones: http://elpais.com/diario/2008/10/31/sociedad/1225407601_850215.html. Aquí se recogen datos interesantes sobre la exposición a la TV de los jóvenes: http://center4research.org/child-teen-health/early-childhood-development/youngchildren-and-screen-time-television-dvds-computer/. Y el siguiente vídeo sobre la educación sexual a los niños: https://vimeo.com/169864397.

(5) A continuación sólo están unos ejemplos: http://societalsecurity.net/sites/default/files/documentdatabase/files/2016-03/pdf/2978396-big-data-surveillance.pdf; https://helda.helsinki.fi/bitstream/handle/10138/164603/5488_13870_1_PB.pdf?sequence=1; https://actualidad.rt.com/actualidad/201911-google-nuevo-modelo-capitalismo-vigilancia; http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/05/18/actualidad/1463595652_294178.html y https://actualidad.rt.com/actualidad/view/144593-drones-armados-laser-hacker-ordenadores.

(6) Por ejemplo: https://actualidad.rt.com/actualidad/216140-tatuajes-controlar-smartphone; http://www.independent.co.uk/life-style/gadgets-and-tech/news/google-patents-computer-that-can-beinjected-directly-into-the-eyeball-a7007906.html; https://actualidad.rt.com/actualidad/215706-videobiohacker-estadounidense-implantar-arma y http://www.ibtimes.co.uk/ray-kurzweil-human-brainscould-be-connected-cloud-by-2030-1504403.

 

 

Visto 1734 veces

No tienes permisos para publicar comentarios.