×

Aviso

El foro está en modo de sólo lectura.
× “Cajón de sastre” (aquí, lo que no cabe en otro sitio o no sabemos dónde poner)

Yo también respondo

Más
5 años 6 meses antes #953 por mlopez
Respuesta de mlopez sobre el tema Yo también respondo

Archivo adjunto migracion.jpg no encontrado



Muy interesante todo lo que has escrito, David.

Todavia no he podido leer el resto, mañana sigo. Hoy he estado trabajando en el campo todo el día y estoy rendida.

Buenas noches, que descanséis.
Un abrazo, montse
Adjuntos:
El siguiente usuario dijo gracias: dalgarra, rserna
Más
5 años 6 meses antes #954 por Alex Cosma
Respuesta de Alex Cosma sobre el tema Yo también respondo
En la R.I. ya sabemos (o deberíamos saber) que hay que diferenciar SIEMPRE entre los intereses del PUEBLO (o los que deberían ser sus intereses) y los intereses del ESTADO Y el CAPITAL... eso al menos en comunidades reales y/o no totalmente "imaginadas". Pero si el pueblo dice las mismas cosas que el ESTADO respecto de la inmigración (y resto de religiones políticas), esto quiere decir que el pueblo (el autóctono y el que llega de fuera) está (es) TOTALMENTE IMAGINADO.

No voy a hacer cuentas aquí y ahora porque serían muy tediosas, pero creo que se entenderá lo que voy a explicar:

La edad típica en la que se empieza a trabajar (cotizar) ahora en España es digamos 32 años... y esa es la edad media de los inmigrantes que llegan. Es decir, el ESTADO se ahorra 32 años de crianza y manutención de los mismos; pero dejemos los 32 años y quedémonos al menos con los 18, que es la mayoría de edad; pues bien, sigamos: hay cálculos que estiman que esa crianza y manutención (mantenidas con dinero llamado "público") cuesta unos 6000 € al año; multiplicados por 18 años, son 108.000 € por persona (192.000 € en el caso de tomar los 32 años). Pues bien, ese es el dinero que el ESTADO SE AHORRA POR CADA INMIGRANTE QUE LLEGA... y ese es el colchón de gasto que tiene el ESTADO hasta que ese inmigrante encuentra trabajo legal y cotiza.

Todo esto, como digo, es muy muy muy resumido, porque los números a hacer son muchísimos más.

No todos los inmigrantes encuentran trabajo y muchos viven de subvenciones, pero esto también está pensado para que haya dumping laboral y los sueldos caigan... y no sólo para que los ricos se forren (que también), sino para que la economía del país sea, siquiera, viable y pueda competir, precisamente, con los productos más baratos que se producen en los países emergentes o directamente del tercer mundo. En cualquier caso recordad la cifra: el estado dispone de hasta 6000 € al año para gastarse en cada inmigrante, a la espera de que cotice (y si no cotiza, al menos sirve para que los sueldos sigan a la baja).

Obviamente hay muchos efectos colaterales de hacer así las cosas; bueno, muchos no, TODOS, pero eso les da igual a los que diseñan todo esto.

El efecto colateral principal es uno del que apenas se habla, y es el de la pirámide demográfica, que ya sin inmigrantes iba a ritmo de extinción, y que al traer (hasta la fecha) a 7 millones de inmigrantes (legales o ilegales) con una edad media de 32 años, no se consigue otra cosa que posponer el problema unas décadas (en realidad lo pospone menos tiempo, porque el colapso económico agravará-adelantará todos los demás colapsos). Pero eso también les da igual... Como también da igual si todo es producto de un PLAN o bien producto de las dinámicas de poder del sistema de dominación en el que vivimos.

Por tanto, una vez comprendido que la inmigración masiva sirve a los intereses de los grupos de poder que conforman el ESTADO, y dejando a un lado el resto de connotaciones y problemas graves (gravísimos) que tiene dicha inmigración masiva, lo cierto es que es falso que con ella se solucionen los problemas demográficos (cosa que también se afirma), porque para ello lo que se necesitaría realmente son NACIMIENTOS de niños, o bien (otra barbaridad, pero que sí solucionaría la demografía) la importación masiva de niños extranjeros (con el asunto de las adopciones pretendían conseguir algo); porque trayendo a millones de inmigrantes EN EDAD DE TRABAJAR (aunque luego no trabajen) lo único que se consigue es AGRAVAR el problema, eso sí, aplazándolo un par de décadas en el caso de que la economía pudiera remontar (que tampoco parece el caso).

Si hasta ahora la pirámide demográfica estaba engordada en la franja de edad de la explosión demográfica del franquismo (personas entre los 40 y los 55 años), con la llegada (hasta la fecha) de 7 millones de extranjeros (con edad media de 32 años), lo que se hace es engordar también la franja inmediatamente inferior de edad, sin que la franja de niños aumente en igual o mayor proporción (sobre todo lo segundo), tal y como sería necesario; ojo, siempre hablando en términos demográficos-estadísticos-asépticos, es decir, sin tomar en cuanta el resto de los gravísimos problemas de toda índole que he mencionado, y que son más importantes que las meras cifras.

Todo es BIOPOLITICA: En Europa, después de la II Guerra Mundial (y en España después de la Guerra Civil, aunque aquí con retraso) los ESTADOS necesitaron aumentar la natalidad para reflotar la economía (porque la economía en aquel entonces TODAVÍA podía ir a más... a mucho más, tal y como hemos visto). Luego, con el descenso de la natalidad impuesto desde arriba para "emancipar" a las mujeres y para embrutecernos con el bienestarismo a todos (mujeres, hombres y niños), se necesitó importar inmigrantes que siguieran manteniendo la economía (y de paso, sosteniendo o bajando los salarios mediante el exceso de demanda de empleo).

Ahora estamos en un tercera etapa, en la cual no hay economía bienestarista que sostener (los de arriba saben muy bien que todo va a ir a peor), pero sí una economía de guerra que preparar para hacer frente a las nuevas condiciones geopolíticas, en las cuales Europa corre el riesgo de dejar de ser referente mundial, para convertirse en un fósil viviente que intentará mantener su status (el de sus élites) por todos los medios y a cualquier coste...

Resumen: España, y Europa entera, son un geriátrico, están endeudadas hasta límites insospechados y no tienen combustibles fósiles; y la inmigración masiva y el ISLAM son las herramientas elegidas (no sin discrepancias dentro de las altas esferas, pero con las élites alemanas marcando el paso al resto) para, en la medida de lo posible, tratar de ralentizar su caída, al mismo tiempo que preparan el renovado sistema de dominación adecuado a las nuevas circunstancias.
El siguiente usuario dijo gracias: dalgarra
Más
5 años 6 meses antes - 5 años 6 meses antes #955 por Alex Cosma
Respuesta de Alex Cosma sobre el tema Yo también respondo
Decís que no os gusta repetiros, pero la repetición es una herramienta legítima, que además da bastante buen resultado; los poderes fácticos la usan mucho y bien, ahí tenemos la machaconería con todos estos asuntos relacionados con las religiones políticas... y funciona, vaya si funciona...

Pues bien, como viene al caso, y aunque ya he dicho algo al respecto, volveré a incidir en ello, en este caso haciendo un copia-pega de algo que escribí en facebook:

Tenemos que quitarnos de la cabeza la idea de que los explotados y sometidos, sean de donde sean, son sólo víctimas y nada más que víctimas... NO. Son corresponsables de su situación. Es precisamente el papel de VÍCTIMA el que las minorías poderhabientes quieren para sus dominados, porque por definición, una víctima necesita TUTELA, una víctima es IRRESPONSABLE; ¿y quién es irresponsable y necesita tutela de arriba?, los NIÑOS; por tanto eso es lo que las élites necesitan para perpetuar su status: una sociedad INFANTILIZADA.

Por contra, una persona que asume sus responsabilidades y toma las riendas de su destino, junto a sus iguales, es un rival peligroso para el poder constituido. Pues bien, una vez tengamos esto claro, el siguiente paso, concretando y aplicándolo a la emigración, es aceptar que un emigrante no es sólo víctima, sino corresponsable (junto a sus iguales de la misma procedencia) de que su sociedad esté regida por las clases dominantes. Y una vez que tengamos esto claro, al emigrante se le puede aplicar otro agravante que no es de aplicación al que elige no emigrar, sino luchar, aun estando en la misma situación: el emigrante es COBARDE. Y para el que no entienda esto, lo explico de otra manera, hablando en boca de un emigrante potencial, y en este caso concreto, de un familiar mío, español, que dice lo siguiente: Si las cosas se ponen mal en España me voy a Inglaterra; y si se ponen mal ahí me voy a Canadá; y si se ponen mal ahí me voy a.... Y ahí le paro los pies y le digo: es decir que tú eres un CLIENTE de sociedades viables, pero nunca te implicas en luchar por conseguir esa viabilidad... eso que lo hagan otros... ¿verdad? Obviamente al calificativo de COBARDE le añado otro más, el de CÓMODO (la COMODIDAD es ANTAGÓNICA de la LIBERTAD).

A esto la gente me suele replicar con que muchos mueren en pateras por querer emigrar... y a eso le añado otro calificativo: además de cobardes y con la idea de comodidad final en el destino, son INGENUOS y TONTOS. Y añado otro más: si finalmente no mueren, y consiguen esa comodidad en el destino, y se suman al mundo moderno, lo que están haciendo es convertirse, de facto, en AGENTES (agentes tontos y cobardes, pero agentes) DEL SISTEMA DE DOMINACIÓN DEL QUE DICEN ESCAPAR y que tiene a sus países en el estado actual en el que se encuentran. Y esto sirve para un español que va a Alemania como para un nigeriano que va a Suecia. Y todo ello hablando de gente que emigra sin mafias de por medio, de forma voluntaria y elegida. Y si algún día elijo emigrar y no LUCHAR, me aplicaré todos y cada uno de los calificativos aquí adjudicados a otros, corregidos y aumentados.

Es así, no hay más. Nuestro infantilismo, hedonismo, y cobardía, es decir, nuestra DEGRADACIÓN, nuestra INFRAHUMANIZACIÓN, no tienen límites. Y por eso pasa lo que pasa y estamos como estamos, cada uno en su papel: los europeos como los ricos malos, y los inmigrantes como los pobres buenos (y mientras la rueda sigue girando...)


Considero que la vehemencia, visceralidad y taxatividad con la que me expreso es necesaria dado el momento histórico que vivimos. Hablo desde la razón, pero también con el corazón (que no "emoción", cosa diferente); además, según leo por ahí, podría ser que en realidad el conocimiento profundo no estuviera en el cerebro, sino en el corazón (los escépticos y cientifistas califican a esto de magufada).

Pues bien, al hilo de esto, puedo afirmar, alto y claro, que, muy al contrario de lo que nos venden, no vivimos en la sociedad de la RAZÓN, del RACIONALISMO (y tampoco en la del corazón) sino en sociedad de la EMOCIÓN. Todas las consignas que salen de los medios apelan a la emoción, tanto positiva como negativa (generando confusión): violencia de género (¡¡¡ qué horror !!!); inmigrantes que mueren (¡¡¡ qué pena !!!), etc. Y al mismo tiempo: estado de bienestar (¡¡¡ qué bien !!!), sociedad de la información y las tecnologías (¡¡¡ fantástico !!!), etc.

Todo eso es EMOCIÓN; CERO REFLEXIÓN, CERO RAZÓN.

Reflexionemos, por tanto, sobre la emoción y la "fibra sensible", para averiguar si están desbocadas y fuera de control, como es mi parecer, o no lo están.
Última Edición: 5 años 6 meses antes por Alex Cosma.
El siguiente usuario dijo gracias: dalgarra
Más
5 años 6 meses antes #956 por mlopez
Respuesta de mlopez sobre el tema Yo también respondo
Alex, José Francisco y los que tengáis interes en el tema de la emigración. Yo también os animo a que elaboréis un texto en el que queden expuestos vuestros argumentos.

Que vaya bien
El siguiente usuario dijo gracias: dalgarra
Más
5 años 6 meses antes #967 por rserna
Respuesta de rserna sobre el tema Yo también respondo
David, muy interesante artículo, sobre todo lo referente a las inmigraciones en la antigüedad que siempre han existido y no siempre con afán imperialista (a veces si, como ocurre ahora). También me parece clave el papel fundamental del paganismo y las tradiciones populares locales. No olvidemos que el cristianismo ortodoxo y romano también fue una imposición imperialista en sus tiempos y nunca fue del todo implantado en las zonas rurales. Lo mismo practicamente ocurrió con el Islam, que fue interpretado "a su manera" por las comunidades rurales y no según los deseos del Califa de turno. De aquí podemos deducir que no es tan importante el mensaje religioso o ideológico como las condiciones de vida y convivencia que son las que realmente forjan la cultura y la humanidad de los individuos y sus comunidades. De hecho la gran destrucción como bien afirma Félix se produce en el siglo XIX y XX con la industrialización y urbanización de la sociedad.
Ahora bien, reconociendo ese daño que da lugar al sujeto medio de nuestra época desarraigado y deshumanizado, la cosa aún puede ser peor, es decir, que llegue a un punto de "no retorno".
La sociedad actual se basa en la familia mononuclear (el clan o la familia extensa cada vez juegan un papel menor y han sido concienzudamente atacadas) y las estructuras Estatal-democráticas (a pesar de la contradicción del término). Con los avances científicos modernos en materia genética pronto tendremos la capacidad de reproducir sin familia o con familias temporales de "acogida" y claro, aquí los restos del cristianismo (y del Islam tradicional también) suponen un gran obstáculo para la nueva biopolítica. También por supuesto la existencia de la madre, el más fuerte lazo de unión con nuestras raices y con la Naturaleza, es otro problema del que poco a poco se intentan desprender utilizando para ello este nuevo feminismo que como bien recalcaba Simone de Bouboir sólo triunfará cuando "sean abolidas las diferencias físicas entre los sexos", es decir, se logre la reproducción artificial científicamente organizada por el Estado. Todo ello combinado con el transhumanismo ( la normalización del "transgenerismo" sería un paso intermedio), la fusión del hombre y la máquina que es el sueño de los grandes pensadores del sistema como Eduard Punset. Este señor fue aclamado en el 15M y no es ninguna casualidad porque sus teorías políticas van muy en la línea de las reivindicaciones 15Msianas. ¿Acabar con la corrupción? Por supuesto. ¿Reducir el numero de políticos? Perfecto ¿Vivienda digna? Claro, ya se encargará el Estado de ello. ¿Aumentas el gasto en I+D? Evidentemente ¿Espiritualidad New Age? Perfecta porque nos quita de enmedio los tabús tradicionales que impedían en desarrollo sin límites de la dictadura científica.

En fin, si entrevistáis a los inmigrantes (cristianos o musulmanes) sobre estos aspectos veréis que son bastante conservadores y que no van a apoyarlos entusiasmados como si lo está haciendo gran parte de la (bien adoctrinada por los medios) población local.
Si volvemos a los tiempos del Imperio Romano en decadencia vemos como acabó promoviendo la emigración de las tribus principalmente godas. Esto, aunque al principio ayudó a compensar la falta de legiones y de campesinos, al final coadyudó en su caida. La pregunta clave es ¿tenemos miedo de que el Imperio caiga? ¿o por el contrario lo deseamos como oportunidad para liberarnos?
El siguiente usuario dijo gracias: dalgarra, mlopez
Gracias a Foro Kunena