Sábado, 05 Diciembre 2015 19:33

Entrevista Colectiva a Félix (2013)

Escrito por  David
Valora este artículo
(4 votos)

El verano del 2013, por iniciativa de algunos miembros del grupo de Facebook "Amigas y amigos de Félix Rodrigo Mora. Grupo de debate/acción", se llevó a cabo una entrevista colectiva a Félix. Se abrió una página en esta red social para recoger las preguntas que se le quisieran hacer y posteriormente se entregaron a Félix que amablemente las contestó.

Publicamos íntegra la entrevista que consideramos muy interesante, tanto en las respuestas como en las preguntas que contienen una introducción para poner en situación. Creemos que sería un acierto que este tipo de iniciativas se ampliara a otras personas que son un referente en la reflexión sobre la Revolución Integral.

 

frm

1.- Juan Pablo: Félix, mi comentario se dirige al tema de la espiritualidad. Por lo que conozco de tus reflexiones hasta el día de hoy, transmites un pensamiento muy enfocado hacia LA VOLUNTAD del sujeto como elemento base. Sin embargo mencionas mucho la importancia del monacato cristiano revolucionario de la alta edad media, también te he escuchado hablar positivamente de la mística castellana, y de tu interés por escribir acerca de la espiritualidad natural. Por eso me gustaría oírte hablar sobre tus conocimientos y experiencias de vida contemplativa, que va mucho más allá del ejercicio de la voluntad, si bien éste es importante. Un saludo y gracias por tu atención.em>

FRM: Mis ideas sobre espiritualidad están, en buena medida, por definir, si bien tengo claro que es una cuestión decisiva, en muchos aspectos. Mi interpretación de la espiritualidad natural se fundamenta en el desarrollo de todas las capacidades mentales del sujeto, no sólo de alguna. Me interesa mucho la voluntad, pero no más que las aptitudes reflexivas, sin olvidar la sensibilidad y la convivencia. La noción de contemplación me resulta vaga y prefiero usar la de actividad psíquica. El monacato cristiano era muchísimo más que contemplación, e incluso que espiritualidad, fue una gran fuerza revolucionaria que reconstruyó Europa con la espiritualidad, con el trabajo manual universal, con la cosmovisión del amor, con la idea de asamblea, con el colectivismo y así sucesivamente. La mística castellana del siglo XVI repite estas ideas, pero en una sociedad con un Estado ya potente, por lo que es eliminada por la Inquisición, o bien tergiversada.

2.- Sofía: Cuando te oigo hablar de las mujeres como factor determinante para hacer la revolución lo relaciono con la discriminación positiva y no llego a entenderlo. ¿No deberíamos estar todos y todas en un mismo nivel de iniciativas y participación? ¿No es equivocado presuponernos a las mujeres, por el hecho de serlo, características más importantes para la revolución? Si es que piensas que las tenemos, más allá de las biológicas ¿cuáles son esas diferencias?

FRM: Que las mujeres puedan y deban desempeñar ahora una función decisiva en la transformación social, personal y de los valores no resulta de ninguna cuestión biológica sino de la situación en que las ha situado el orden constituido en el presente. Por sus propios intereses el bloque estatal y empresarial, el poder de facto, las está sacando de la vida que han llevado durante siglos, las está obligando a hacerse mano de obra, a comprometerse con la política de la reacción (por ejemplo, a través de los muchos manejos, conocidos y desconocidos, del Ministerio de Igualdad), a llevar una vida antinatural y en numerosos aspectos destructiva para ellas (el 10% toman psicofármacos, una cifra aterradora). Ese tránsito, en realidad del viejo patriarcado al nuevo patriarcado, está removiendo a las mujeres por dentro y por fuera, y eso es lo que permite, potencialmente, su incorporación masiva a actividades de cambio social, lo que hace de ellas una gran fuerza, si bien por el momento manipuladas y desactivadas de muchas maneras. No se trata, por supuesto, de poner en marcha ninguna “discriminación positiva”, que es una práctica paternalista, por tanto patriarcalista, sino de comprender qué momento están viviendo las mujeres, y actuar en consecuencia. Quienes no lo comprendan, aquellos/as que no vean que en las actuales condiciones las mujeres son una gran fuerza social por estar llenas de grave problemas y males, casi todos ellos nuevos, y que su movilización es decisiva, no podrán desempeñar ningún papel de importancia en el futuro inmediato, ni en lo político ni en lo cultural ni en lo espiritual ni en nada. El proyecto de revolución integral depende en gran medida de si logra conectar o no con las mujeres. Para eso la clave es denunciar el actual régimen neo-patriarcal que, al someter a las mujeres a la tutela y protección del Estado, pretende anularlas como seres humanos, haciendo de ellas sujetos infantilizados que obedecen en todo, trabajan sin parar para los empresarios (y para el Estado, pagando impuestos), delegan en las instituciones y se autodestruyen de muchas maneras. Por eso lo que hoy está en marcha es una forma de feminicidio. Si no lo paramos en sólo unos años se habrá consumado una gran tragedia, la creación de una mujer nulificada, siempre al borde de la depresión o totalmente metida en ella, manejada como ganado por el Ministerio de Igualdad y sus secuaces. No comprender lo decisivo y crucial de las mujeres de las clases populares hoy es a menudo un fallo analítico, pero en otros casos es un efecto del machismo. Hay que refutar esta forma de sexismo, por tanto.

3.- José: Félix, de todos tus años en la lucha sindical ¿Te quedarías con alguna experiencia positiva de esos años?

FRM: Sí, la hice en mi juventud, en unas condiciones muy duras. Lo mejor de la lucha sindical es la cercanía con las y los trabajadores, la convivencia, lo que se conecta con la otra persona, la solidaridad. Soy bastante sociable y me gusta estar con la gente, y el sindicalismo me permitía relacionarme y convivir. Pero el lado malo es que, al final, casi siempre es el dinero y el consumo la meta del sindicalismo en las sociedades actuales. Por eso lo dejé. No quería seguir luchando por dinero.

4.- José María: Hola Félix. Mi apunte va por el tema de la recuperación de las cubiertas vegetales ibéricas y su ligazón a la construcción y logro de sociedades y pueblos libres en el sentido de revolución integral. El uso de ingenio y técnicas restauradoras de la vegetación no parecen ser suficientes para revertir los seculares procesos de degradación y desertificación de gran parte de la península Ibérica en las actuales condiciones de uso y gestión de la tierra con intereses parciales (tanto por particulares como corporaciones privadas e institucionales).

Podemos establecer un paralelismo de nuestros campos y montañas sobreexplotados con la erosión del ser humano, que vendría a ser como ese proceso de degradación hacia lo que llamas los "hombres-nada". La recuperación de los bosques antiguos de quercíneas (y otros) , base material de una sociedad más armoniosa y soberana (con ese sustento alimentario que serían las bellotas y demás aprovechamientos) tampoco parece muy viable en las actuales condiciones socioeconómicas.

Por tu experiencia vinculada a la causa del árbol y el ser humano, y todo lo que ya nos llevas regalando como aportes clarificadores con tu buena obra y participación "pública" ¿puedes indicar unas pautas de un posible, por así decirlo en términos forestales (valga mi "deformación profesional") plan restaurador a pequeña escala (para una pequeña cuenca hidrográfica por ejemplo) o a mayor escala?

Gracias Félix :)

Saludos y buen domingo a tí y a todxs tus amigxs que lo puedan leer, abrazo fraterno de luz.

P.D.: El marco de cuenca hidrológica es un ámbito que casa muy bien con el de comarcas naturales, en el que las agrupaciones de colectividades y pueblos vecinos, por vínculos inmediatos, puede estructurar el territorio de una forma más integradora.

FRM: Muy bien por la conexión que haces entre recuperar la calidad de los seres humanos y recuperar la calidad del medio natural a través de la forestación. Como sabes, mi idea es que la península Ibérica necesita forestar con especies autóctonas al menos 10 millones de ha., lo que es una meta colosal que llevará siglos realizar, si es que se hace alguna vez. El problema principal, en lo práctico, es desactivar la sociedad actual, pues mientras la tierra, salvo 4,5 millones de ha. de comunal, sea de propiedad privada o estatal, tendrá usos productivistas, de beneficio, de ganancias para el aparato estatal. Dicho de otro modo, no estará disponible para ser replantada de árboles a gran escala. Resuelto ese enorme problema, habría que acudir a la movilización y la creatividad popular de millones de personas, tras un gran debate sobre el qué, el por qué y el cómo hacerlo. La cosa será muy, pero que muy dura. En una cuenca hidrológica habría que comenzar por los lugares más favorables para el arraigo del arbolado, centrarse en ellos (una vez delimitada la tierra de labor de la que va a ser dotada de cubierta vegetal arbórea) e ir reponiendo las marras al menos durante 5-7 años, que serán muchas dada la desastrosa situación de los suelos y del régimen de lluvias. A continuación habría que pasar a reforestar tierras menos favorables y así sucesivamente. Es una tarea que incluso en las mejores condiciones de la conciencia, la aportación popular, el régimen político y la organización económica, llevará al menos un siglo, o más aún. Desde luego, los hedonistas, los gozadores, los epicúreos y los flojos muy poco van a poder aportar... Mientras, hagamos lo que podamos, pongamos árboles aquí y allá.

5.- Noelia: Hola Félix

me preocupa mucho el tema del adoctrinamiento y tal vez "amaestramiento" que comentas en tantas ocasiones, de esta sociedad actual.

Creo que la falta de conciencia, bien porque no se quiere conocer, y se prefiere vivir "feliz" e ignorante para no sufrir las realidades actuales; o bien porque se desconocen las realidades porque vivimos inmersos en un sistema que nos ciega a su antojo para llevarnos por el camino marcado; hacen que esta sociedad viva angustiada y se encuentre en un callejón sin salida... aparentemente.

Me gustaría saber cuales serían tus propuestas para alejarse de tal adoctrinamiento, tanto en la vida cotidiana, como en la etapa educativa, que creo irá cada vez a peor...

Posiblemente carezcamos de espíritu reflexivo y pensamiento creador para poder afrontar esta dura etapa que se nos acerca... yo he descubierto en tus escritos, charlas y artículos, tuyos y de otros autores que citas, mucho material para comenzar a reflexionar y como dices y estoy de acuerdo, en explorar alternativas y crear un mundo diferente en el que tal vez sólo nos quede resistir, pero esa es mi elección, porque creo que la vida se nos ha dado para algo y sobretodo para seguir lo que uno considera justo.

Quiero agradecerte tu intensísimo trabajo, desinteresado y creador de luz en esta oscuridad que se nos cierne.

Con mucho afecto.

FRM: Gracias Noelia. La cuestión del adoctrinamiento, en la actual sociedad del adoctrinamiento, que conculca una y otra vez la libertad más sagrada de todas, la libertad de conciencia de cada persona, es de una gravedad descomunal. Nadie puede ser libre sin pensar y crear su mundo psíquico con razonable libertad, desde las emociones a las pasiones y las reflexiones.

Se me ocurre que un paso en la buena dirección es denunciar el adoctrinamiento, señalando que nuestra meta es la libertad de conciencia, y no un orden social en que nuestras ideas adoctrinen a los otros, como ahora ellos nos adoctrinan en las suyas. El adoctrinamiento tiene instrumentos para ello, desde los poderes mediáticos a la universidad, en los primeros aleccionan los empresarios que son sus dueños, en los segundos el Estado a través del Ministerio de Educación. Ahora podemos hacer bastante, también, con la creación de hábitos de reflexión, de introspección, de autoexamen en nosotros mismos; con el estudio cuidadoso de la realidad, con la negativa a seguir el modo dogmático de pensar, haciéndolo siempre de manera ateórica; con la constitución de grupos de trabajo para ayudarnos mutuamente a liberarnos de la manipulación, la propaganda, las teorías, los prejuicios, las mentiras institucionales, la locura inducida y, también, de nuestro propio mal interior, que siempre está y estará ahí.

 

6.- David: Hola Félix. He leído gran parte de tu obra y he seguido la mayoría de tus charlas y artículos. Comparto contigo que el Estado engendró y mantiene al capitalismo, que el capitalismo favorece el crecimiento del Estado mediante los tributos de las empresas privadas y sus asalariados, así como mediante las cuotas de la Seguridad Social, que no sólo las empresas compiten entre sí, también existe competencia entre Estados para medrar en el ámbito internacional y crecer en poder. Estoy de acuerdo contigo también que principalmente los ingresos del Estado vienen a través de impuestos, cánones, etc, y que es así como crece principalmente, también estoy contigo que la estrategia en el medio y largo plazo no la definen los políticos profesionales, sino los altos funcionarios civiles y militares que se mantienen durante más tiempo en sus puestos. Pero hay algo que creo que no sueles mencionar, me explico, hay una serie de hechos que indican que los Estados no sólo compiten y crecen en poder mediante los tributos y las guerras por controlar los recursos, también los Estados cooperan entre sí y hacen pactos de no agresión, así como crean y mantienen instrumentos que paradójicamente no les hacen obtener más ingresos, hechos, todos ellos que parecen indicar que los Estados no son fines en sí mismos, sino que son instrumentos de una élite internacional que pretende mantenerse en la cúspide de la pirámide del poder y que utilizan a los Estados para mantener controlado y explotado a su principal enemigo: las clases populares.

Ejemplo de esto que comento son los paraísos fiscales, que no recuerdo que en tus libros ni en tus charlas hagas especial mención. Los paraísos fiscales permiten al gran Capital evadir impuestos tan necesarios para el crecimiento de los Estados y paradójicamente muchos de estos países carecen de fuerzas armadas y su defensa corre a cargo de los grandes Estados, por ejemplo la defensa de Andorra es compartida por España y Francia, la defensa de Mónaco por Francia, la defensa de Islas de Man depende de la Corona británica, la defensa de Islas Marshall depende de EEUU, la defensa de San Marino depende de Italia, etc. En cuanto a Suiza fue reconocido país neutral por primera vez en la Paz de Westfalia en 1648, para hacerse oficial en 1674, y más tarde fue repetido en 1815 en el Congreso de Viena donde todas las potencias europeas reconocían la neutralidad perpetua por ser «de real interés para todos los estados europeos». En Catalunya existía en la Edad Media un espacio de no agresión entre la iglesia y la nobleza que se llamaba “Sagrera” o “Cellera”, era un espacio sagrado con un radio de treinta pasos alrededor de una iglesia o ermita donde no se podía llevar a cabo ningún acto de violencia bajo pena de excomunión (derecho de sagrario). El efecto inmediato de este derecho fue la concentración de edificaciones junto a las iglesias con el fin de estar siempre protegidos, este parece ser el origen del 30 o 40% de los pueblos de Catalunya. Pues bien, los paraísos fiscales y otros instrumentos legales de evasión de impuestos, bien podrían tratarse de las “Sagreres” de la modernidad, un pacto de no agresión de la élite internacional. Otro aspecto importante es saber que todos los Estados tienen intereses estratégicos en otros países y que esta diversificación de intereses es una garantía de protección para todos los Estados, por ejemplo durante la guerra civil la CNT colectivizó en Catalunya la mayoría de las empresas, pero no se atrevió con las empresas extranjeras, esto aparece comentado por ejemplo en el libro “La Revolución Libertaria” de Heleno Saña. Cerca del puerto de Barcelona se hallaban varios destructores británicos, nunca sabremos qué hubiera ocurrido si los revolucionarios se hubieran atrevido a colectivizar empresas británicas, pero el hecho es que no se llevó a cabo.

Quería preguntarte qué opinas de lo que comento, sobre la élite (los príncipes de Maquiavelo) que tiene a los Estados y al Capital como un instrumento de su poder, también qué opinas al respecto de la cooperación entre Estados y de esos oasis protegidos por los Estados donde parecen dar más que recibir. Saludos.

FRM: La verdad, David, es que de los paraísos fiscales sé poco, pero intuyo que están ligados a sistemas de conciliación entre los diversos Estados, sí. Por supuesto, los Estados compiten y cooperan, tales actividades son unidades de contrarios, aunque todos luchan por alcanzar el mayor grado y nivel de poder posible. El poder en una realidad compleja, que no se debe personalizar, son estructuras de poder, muy complejas y bastante plurales, a la vez militares, policiales, intelectuales, religiosas, económicas, tecnológicas, etc. Maquiavelo simplificaba al personificar en El Príncipe, pues éste, sin el aparato de poder que está tras él, no es nada, sólo una persona más. La noción de poder como realidad estructural, difusa, compleja y cambiante es más adecuada.

7.- Xandre: Hola, Félix, des de terres valencianes. Tinc uns quants preguntats sobre temes diversos; espere no estar abusant. La idea d'una reducció de la població, ¿penses que respon només a la voluntat dels governants o que no seria del tot negativa per a la revolució integral? Si el poble s'autogovernara a través d'assemblees locals omnisobiranes, ¿creus que les relacions normals entre elles podrien anar més enllà de l'àmbit comarcal? I ¿fins a quin punt tindria sentit la consciència nacional en una forma d'organització social com eixa? ¿Hem de cridar ja a l'èxode de grups reduïts com a estratègia per a recuperar el món rural i crear eixa nova formació social? ¿Com trobaries que s'intentaren ressuscitar llengües (l'aragonés, el lleonés...) en aquelles zones on ja no en queda res? ¿Què penses de la cosmovisió del catarisme? ¿Hi tens punts d'acord i de desacord? ¿La trobes potencialment útil per al futur? Potser se m'aniran acudint més coses. Gràcies de bestreta.

FRM: Son preguntas difíciles, haré lo que pueda, pero deseo aprovechar para afirmar mis muchas limitaciones en el conocimiento de la realidad (por ejemplo, no sé nada de los cátaros) y la imperiosa necesidad que tenemos de que todas y todos se esfuercen y movilicen en pos de un saber cierto. La población hoy es gobernada desde la biopolítica, o sea, desde la imposición a los pueblos de los intereses demográficos del poder constituido. Ahora en los países ricos es mucho más rentable, mucho más, traer inmigrantes, que llegan ya criados y dispuestos para ponerse a trabajar, que fomentar la natalidad, que es muy costosa. De ahí la persecución de la maternidad, la loa de la inmigración y la imposición de formas de sexualidad no reproductivas: todo eso es mera racionalidad capitalista. Una sociedad libre no puede tener biopolítica, no puede imponer unos comportamientos natalistas o antinatalistas, ha de dejar esta cuestión al libre albedrío de las personas, en particular de las mujeres. Por lo demás, a nivel mundial vamos hacia un colapso poblacional, pues en casi todos los países la natalidad está cayendo en picado. Un régimen de asambleas ha de tener un sentido cultural, histórico, lingüístico, concreto. Cada territorio, definido históricamente, unificado por la lengua del pueblo y por su historia, ha de formar una unidad de autogobierno, desde lo comarcal a lo nacional, lo que equivale a su liberación como pueblo único y singular. Hay una cuestión de soberanía, que es muy importante, en juego. Yo doy mucha importancia a esos rasgos definitorios y singulares, no creo en un internacionalismo abstracto y jacobino, uniformizante y nivelador. Si los seres humanos somos singulares, los pueblos son singulares, y deben autodeterminarse. La conciencia nacional, como cultura singular, historia propia y propia manera de ser, ha de ser recuperada frente al proceso mundializador en marcha, que impone una sola lengua, el inglés, y una sola subcultura, la de las hamburgueserías. No debe haber una norma única para casi nada, la revolución integral recupera la pluralidad como complemento de la unidad en unos puntos muy mínimos, muy pocos. El bien es plural y el mal es plural, o sea, hay variadas formas de bien y variadas formas de mal. Necesitamos gente en el campo y en la ciudad, pues el proceso de revolucionarización es ante todo un proceso de toma de conciencia de las clases populares, que viven en las ciudades y, menos, en los campos. Quien desee marchar al campo que lo haga, quien desee quedar en la ciudad, que se quede: unos y otros tenemos que estar unidos por el proyecto, idea, ideal y programa de la revolución social integral. Sobre las lenguas del todo desaparecidas mi idea es, inicialmente, de recuperación, pero no por procedimientos coercitivos sino a través del esfuerzo libre y consciente de la gente que desee recuperarlas, considerando cada caso concreto.

8.- Rubén: Hola Félix.

Mi pregunta gira en torno a la unidad en la lucha social, ya se que opinas que la reflexión es muy importante y por tanto hay que evitar el hiper-activismo. Y tener un estrategia clara a largo plazo.

¿Pero nos tenemos que quedar de brazos cruzados viendo las injusticias que nos rodean?

Y pongo el ejemplo de Marinaleda, con la cual considero que tenemos más puntos en común que diferencias. A pesar que estemos más por proyectos como la CIC o Lakabe. Pero la gente de Marinaleda es gente luchadora y que consigue expropiaciones estatales. Dado que no tiene fuerza suficiente para romper con el sistema, como tampoco la tienen por el momento la CIC y Lakabe.

Un saludo.

FRM: La clave de la revolución es la conciencia, y sólo de manera secundaria las luchas ya hoy posibles. Las que se refieren a dinero e intereses, a bienestar y consumo, valen de muy poco. Marinaleda no es un ejemplo de nada, ya que vive de las subvenciones, y crea en las gentes una idea atroz, que se trata de “vivir bien” materialmente, y eso es todo. Una sociedad nueva necesita dar respuesta a los cómo trabajar, cómo relacionarse, cómo divertirse, cómo educar, cómo ser libres, cómo plantear el problema de la finitud y la muerte, no cómo consumir más expoliando al vecino a través del sistema fiscal (las subvenciones millonarias que recibe Marinaleda son un expolio de los trabajadores que pagan impuestos y no viven en ese parque temático izquierdista). Marinaleda ha sido creada no para que haya luchas sino para que nos las haya, para que la gente lo espere todo de la intervención estatal, de caudillos como Gordillo, de robos como los ERE. No hay revoluciones del estómago y no hay revoluciones sin que haya un proyecto de nuevas formas de vivir, ser y convivir. Las revoluciones surgen de lo mejor del ser humano, de su conciencia, y no de lo peor, de su codicia, consumismo, pereza y afán de delegar.

 

9.- Bolot: Hola Félix, cómo estás? Aquí Ignasi. Antes que nada comentaros que me parece una gran iniciativa esto de las preguntas online!

Antes de mi pregunta, una breve introducción. Como ya te he comentado alguna vez en persona y/o en email, la idea de revolución y de autoconstrucción del sujeto, me parece genial. Y puedo afirmar que me ha influido mucho. Aún así difiero de la idea de revolución anti-capitalista que propones, ya que opino que el capitalismo per sé no es malo, entendiéndolo como un intercambio voluntario de bienes y servicios, en el cual incluso se puede recurrir al crédito, según el criterio del proyecto que se plantee y la confianza que uno emane... El problema para mi es el estatalismo, que embrutece el espíritu capitalista de usura, de desarrollo de proyectos, de que la oferta satisfaga la demanda y viceversa, y de voluntariedad sin coerción (cito a grandes rasgos las definiciones que dan los economistas Austro-libertaristas/anarquistas).

Sea como sea, no puedo estar más de acuerdo en la idea de que "la revolución se hace entre todos" y no puedo entender la gente que te denosta. Quién no se quiera sacar sus dogmas de la cabeza, allá él. Lo principal es seguir con el mantra de crear una sociedad de la verdad y el respeto en cualquiera de sus formas.

Dicho esto, dos preguntas (que van más o menos en acorde lo que decía):

- En una sociedad/comunidad autogestionada, libre, asamblearia... ¿Está permitida la usura y la ambición? Aunque yo no soy una persona especialmente ambiciosa (en términos materiales), sí creo que una sociedad libre y respetuosa, debe contemplar todo tipo de comportamientos no-coercitivos (incluso comportamientos que a uno no le parecen bien o no le agradan). Y entre ellos está la ambición. Si una persona decide hacerse rico haciendo zapatos, pagando lo que acorde con sus trabajadores, cobrando lo que crea conveniente a sus posibles clientes y (lo que es más importante), sin afectar de una manera negativa a la comunidad que pertenece (clásico ejemplo: no contaminar el agua del río con su fábrica)... Esta persona ¿está haciendo algo malo? La sociedad que tú planteas, ¿contempla que el individuo pueda hacer lo que le plazca, siempre que esto no implique coerción hacia nadie? Aunque no estés(mos) de acuerdo con "forrarse", buscar el dinero sin obligar a nadie a que te pague, no es nada malo, no? Esa es mi pregunta. [mi opinión es que SÍ que debería estar permitido, porque si empezáramos a legislar lo que no nos gusta (pero que objetivamente no está mal), entonces estaríamos haciendo lo que hace el Estado, que es convertir en leyes sus opiniones. Dicho de otra manera: amenazarte por hacer lo que ellos no quieren que hagas (aunque sólo sea forrarse vendiendo zapatos porque haces los mejores del mercado].

- Segunda y última pregunta (de hecho es similar a la anterior). Siempre hablas de la construcción del individuo (todo lo contrario a "seres-nada"). Pero por otra parte también hablas de la importancia del acto convivencial, de saber pactar, de resolver los conflictos y tomar las directrices que se decidan asambleariamente... Cosa que no me parece mal, pero me genera la siguiente duda: En última instancia, ¿qué es más importante, el colectivo o el individuo? Qué es lo que debemos potenciar más para que todo no se torne en una "dictadura asamblearia", que (aunque es 1000 veces mejor a la patraña parlamentaria), acabaría negando al individuo alguno de sus derechos negativos. El mismo ejemplo de antes: una comunidad prohíbe la usura. Es eso bueno? [Yo opino que no]. En cualquier caso se debería prohibir que nadie utilice la fuerza contra nadie bajo el pretexto de la usura. ¿No es así? De hecho, todo esto gira entorno de este gran principio que aquí os presento: http://es.wikipedia.org/wiki/Principio_de_no_agresión

Espero que mis preguntas se entiendan. Si no es así, decídmelo e intentaré re-formularlas.

Un fuerte abrazo Félix Rodrigo Mora y todas las personas que puedan estar leyendo esto...!

FRM: El trabajo asalariado es una forma de esclavitud, como ya dijo Aristóteles, y se mantiene por el poder coercitivo del Estado. Si en una empresa hoy se “respeta” al empresario es simplemente porque en caso de negar su autoridad éste llama a la policía y la gente acaba en la cárcel, o en algo peor. Sin Estado no puede haber capitalismo, pues la propiedad privada concentrada es algo anti-natural, que se mantiene únicamente por el poder coercitivo del Estado, por sus leyes, tribunales, policías, cárceles y crímenes, además de por el adoctrinamiento masivo. Donde hay libertad no puede haber trabajo asalariado sino cooperación en la producción. Lo del “anarcocapitalismo” es una lucubración: nadie en su sano juicio aguanta a sus jefes sin que haya un poder constrictivo detrás que obligue a aguantarlos. Quitado el Estado el capitalismo desaparece en 24 horas, las necesarias para mandar a paseo a empresarios, jefes y jefecillos. Una persona no puede tener poderes ilegítimos sobre otras, y quien contrata a trabajadores los tiene. El capitalismo en sí mismo, niega la libertad civil, la libertad para hacer del trabajo un acto libre.

10.- Mailer: Pienso que la obra de Félix Rodrigo Mora merece un debate de altura, algo que no está presente en los frecuentes insultos a su persona que se escuchan en sus intervenciones públicas. Las ideas –como dijera Simone Weil- están hechas para circular mediante eldiálogo, porque el enfrentamiento paraliza. Opino que en sus afirmaciones y en sus propuestas hay espacio suficiente no sólo para la crítica al autor, sino también para la autocrítica del lector. Personalmente comparto su preocupación por la construcción de un sujeto integral, la recuperación de la verdad histórica tergiversada al extremo por las ideologías y el análisis sobre el papel del feminismo en las sociedades modernas que ha hecho junto a Prado Esteban, al denunciar la responsabilidad que dicha institución tiene en la conversión de las mujeres en mercancías ficticias a través de su incorporación al trabajo asalariado estatal y privado y en la antidemocrática asignación de los privilegios. No obstante, algunas de sus afirmaciones me suscitan dudas. ¿Cómo sería posible, por ejemplo, impedir la conversión de las personas en sujetos nada sin eliminar antes el monopolio radical de la educación que, como dijera Iván Illich, es un sistema que en vez de educar atonta?. Algo que podría ser extensible también al enorme entramado del narcotráfico. Sylvia Valls (Instituto Simone Weil) piensa que para salir del atolladero en el que nos encontramos vamos a necesitar verdaderos milagros weileanos (o de dónde vengan). Por otra parte, opino que la revolución integral debe suponer la construcción de la complementariedad entre los pueblos y las culturas, lo que podría traducirse como la búsqueda de la unidad de la diversidad humana, un elemento ausente, al menos explícitamente, en los planteamientos de Félix. Esto requiere, por supuesto, el inmenso trabajo individual y colectivo de recuperar lo que es valioso de la propia cultura, pero también el de reconocer lo mismo en otras cosmovisiones, algo que muchos pueblos del planeta han comenzado a hacer desde hace varias décadas con extrema dificultad y enfrentando grandes obstáculos, como sucede, por ejemplo, en muchas comunidades en los países andinos (los procesos de revitalización cultural de los pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia o las comunidades mapuche, guaraníes, aymaras y quechuas, entre otras.). En tal sentido, hay que asumir que importantes conocimientos (no reconocidos por la ciencia, aún) y una auténtica espiritualidad perviven, más allá de las ligeras interpretaciones y/o descalificaciones que se difunden desde los mercantilizados sistemas de información de las sociedades modernas. Respecto al conocimiento científico, finalmente, considero muy discutible la opinión que suscribe Félix acerca de que en los últimos decenios no ha habido ningún avance que merezca consideración, debido en gran parte a la decadencia del sujeto de la modernidad: ¿No hay o permanecen ocultos porque amenazan los intereses del poder político y económico?. Esto no es nada nuevo bajo el sol (Copérnico tuvo que esconder durante años su teoría para evitar que lo mataran), porque basta recordar el caso de Nikola Tesla a principios del siglo pasado, cuyo legado real aún desconocemos, dado que es probable que esté secuestrado. En Internet es posible encontrar información acerca de la muerte de científicos en extrañas circunstancias durante los años recientes (información silenciada por otros medios), varios vinculados a investigaciones sobre alternativas energéticas. Agradezco a sus promotores disponer de este espacio de libertad para el diálogo y a Félix su atención y su esfuerzo desinteresado.

FRM: Vuelvo a insistir en mis muchas y colosales limitaciones personales, y en la correlativa necesidad de que todas y todos nos pongamos en pie para saber, hacer, comprometernos y arriesgarnos. La revolución integral, por su misma naturaleza, no admite ni caudillos ni “líderes” sin por ello caer en un igualitarismo facilón e infantil. Mi compromiso con las luchas de los pueblos que conozco es desde hace mucho, y en la respuesta a Xendre (que ha tenido la amabilidad de escribir en la lengua propia del pueblo valenciano) queda clara. De los pueblos lejanos no hablo porque no sé, como de tantísimas cosas. Con Illich tengo acuerdos y desacuerdos. Su crítica del sistema educativo se detiene ante lo más perverso de él, la universidad; no comprende el fenómeno de la violación de la libertad de conciencia de las clases populares, y sobre todo no se plantea la idea de revolución, pues en todo se reduce a “soluciones” dentro del sistema. Lo diré una vez más: lo más axial de mis ideas es la noción de revolución, y quien no la ponga en el centro me tendrá en desacuerdo, por muy buenos que sean sus análisis. Hay que distinguir entre ciencia y técnica. Ciencia es, en casi todo, ideología supuestamente explicativa, por ejemplo, el darwinismo, una novelería ridícula. Técnica es el saber práctica que se aplica a las cosas prácticas, en primer lugar a las cuestiones militares, no a la producción y la economía. Está en contradicción con la experiencia de siglos la suposición que equipara técnica con producción, cuando quizá el 70% de los científicos actuales trabajan para los ejércitos. Por tanto, el poder que maneja la técnica es el militar, muy por delante del empresarial, lo que trato con detalle en mi libro “La democracia y el triunfo del Estado”. A los ejércitos les interesa fuentes de energía baratas y eficaces, y no comprendo por qué estarían interesados en no utilizar alguna de ellas, suponiendo que sea real y no imaginada. Que hay estancamiento de la inventiva se manifiesta en la práctica, lo que se aplica no es novedoso, pero no podemos saber lo que no se aplica, por razones muy variadas. Pero este estancamiento de la creatividad se da en todo, en la filosofía, en el arte, en la vida cotidiana. La cosa es muy seria: el sujeto dogmatizado, ultra-adoctrinado de la modernidad, no puede ser creativo en nada. Eso ya sucedió en el imperio romano.

11.- José: Necesitamos una sociedad autogestionada en todos los sentidos, eso esta claro Pero la lucha aparte de crear alternativas en todos los sentidos para nuestras necesidades básicas ¿En qué sentido debe irmás? ¿Y como crees que debe ser la lucha contra este sistema totalitario?

FRM: Para mí lo decisivo son las ideas y los ideales, y lo secundario son las luchas ya posibles por objetivos parciales. Tenemos un déficit enorme, aterrador, de ideas e ideales, y lo peor es que las personas mejores, que están con nosotros, no valoran las ideas, no valoran los ideales, quieren cosas “prácticas”, ya, resultados, logros, pero no ideas, convicciones, sujetos construidos desde la inteligencia, la voluntad, la sobriedad, la valentía, el olvido de sí. Adoran las cosas y desprecian las ideas, por tanto a las personas. En ese sentido son más torpes que el sistema de dominación, que dedica una parte decisiva de sus ingresos a difundir las ideas. Así no haremos nada. El mundo no funciona como un supermercado en el que uno entra y coge lo que quiere, no, funciona como una comunidad de seres humanos, o subhumanos, que ante todo necesitan ideas e ideales.

12.- Juanmy: Hola Félix, dices que quieres, junto con tus amigos, originar un movimiento popular que llegue a todas las clases populares. A mi me parece muy ilusionante y necesario. Ya propones unos primeros pasos o fases que serían la construcción de un programa entre todos, después popularizarlo y finalmente ir edificando una fuerza social capaz de arrasar con este sistema de dictadura parlamentaria tan nocivo al ser humano. A mi me gustaría que dieras más información sobre esto.

FRM: Muy de acuerdo. Tenemos que trabajar esas cuestiones Juanmy, a ver si somos capaces. Un abrazo.

13.- Arantxa: Hola, Félix. Mi pregunta es simple: ¿de qué vive usted?, ¿cómo se gana la vida? Quizá en otro contexto esta pregunta sería considerada personal o superficial. Pero creo que no lo es ya que en su obra descalifica ciertos sistemas de pensamiento simplemente aludiendo a que su autor se un alto funcionario del Estado. Es decir que el cómo se gana uno la vida tiene gran importancia en su obra a la hora de juzgar lo que cada cual dice. Y este reiterativo juicio negativo que parece anular todo lo demás resulta contradictorio cuando sabemos que usted mantiene relaciones de amistad con estos mismos altos funcionarios, los registradores de la propiedad, que son los más altos funcionarios de este nuestro Estado. Esta pregunta es el fondo viene motivada por lo molesto que resulta ver frecuentemente tachadas de "garbanceras" ciertas protestas o luchas. Así que es una pregunta "garbancera". Muchas gracias y un saludo.

FRM: Las preguntas siempre son positivas, esto es axiomático, porque de otro modo se atenta contra la libertad de expresión. Diré que el término funcionario tiene un doble significado, el de asalariado del Estado, que en poco se diferencia del asalariado del empresariado privado, y el de sujeto con poder en el Estado. Los asalariados del Estado son trabajadores como otros. Antes de seguir diré que no mantengo ninguna relación con ningún tipo de funcionarios del Estado en tanto que tales. Cuando critico a los altos funcionarios del Estado, o sujetos con poder ilegítimo, lo hago como integrantes de una estructura de dominación, y eso no es un juicio personal, pues entre ellos hay, cierto es, excelentes personas, lo que no impide que me mantenga en mi idea de que el poder estatal ha de desaparecer completamente. Bien, vayamos a lo personal. Vivo ahora de la economía sumergida, igual que el 25% de los asalariados de “España”. Mi existencia ha sido compleja, tuve la suerte de empezar a trabajar en una fábrica a los 18 años y mi vida ha estado siempre bastante caotizada. Lo que me espera no es fastuoso: cobrar la pensión no contributiva, ya que en la economía sumergida no se cotiza y no se puede acceder a nada más. Eso no me preocupa, aunque ya es un asunto, por mi edad, al caer. Pero yo, que no tengo nada, que he pasado por experiencias vitales traumáticas (no tener, apenas comer, enfermedades graves por causas carenciales, etc.) creo que es terrible que las personas se preocupen tanto por el dinero, por el futuro en términos materiales. Eso nos mata como seres humanos.

14.- Andrés: Hola, mi pregunta es tal vez ciencia-ficción, ¿en una futura sociedad (península ibérica) basada en asambleas concejiles interconectadas como se llevaría la defensa de los necesarios recursos naturales de las mismas, por ejemplo la pesca en caladeros, ante más que posibles Estados cercanos expansionistas? (en Somalia la sobreexplotación de sus caladeros por otros países afectó a la pesca de bajura obligando a gran parte de los ahora piratas somalíes a buscarse la vida de otra manera para sobrevivir?

FRM: Pues no sé como se haría, habrá que pensarlo entre todos. La noción de revolución social integral es un estímulo para el pensamiento creador, no un manual donde hay respuestas ya elaboradas. Lo que planteas es una cuestión, además, muy lejana.

15.- Albert: Hola Felix que tal, Platón no es de tu devoción. ¿No es acaso el mundo de las ideas ese entorno inmaterial en el cual las conciencias conviven? ¿Crees que las instituciones pertenecen al mundo de las ideas y como tales son prescindibles? ¿Es la asamblea una institución?. Por lo que respecta al poder: ¿que te parece laspropuestas de llegar al poder para destruirlo, sería defendible la voluntad de llegar poder si el objetivo fuera abolirlo?

FRM: Platón dio carta de naturaleza intelectual a un orden político, en el que los filósofos mandan, los guardianes armados reprimen y el pueblo trabaja… Sus Ideas, con mayúsculas, son los dogmatismos feroces que los filósofos-dictadores introducen en las mentes de sus desventurados sometidos. Las ideas son otra cosa, creencias lo bastante verdaderas como para construir nuestras vidas desde ellas, definidas desde la experiencia y no desde los intereses de la casta mandante. El poder no puede abolirse desde el poder, porque ¿quién lo haría? Llegar al gobierno por unas elecciones para abolir el poder significaría, ante todo, ordenar al ejército disolverse, pero eso es ridículo. La versión izquierdista que olvida que el poder es ante todo coerción y fuerza, no tiene en cuenta lo sucedido en 1936...

Visto 1355 veces Modificado por última vez en Sábado, 05 Diciembre 2015 20:12

3 comentarios

  • Enlace al Comentario Vanesa Quiles Gomis Jueves, 17 Diciembre 2015 10:27 publicado por Vanesa Quiles Gomis

    Hola Carmen. Yo también me he sentido muy identificada con tus palabras. Tengo 29 años, lo que implicaria tener mucha más fuerza y voluntad para poder emprender todas las cosas que creo que debería hacer. Asistí al primer encuentro con temor, porque no decirlo, por lo mismo que comentas...me falta mucho conocimiento y mucha reflexión...sentía que no podia aportar nada. Pero asistí y me encantó poder conocer gente taaan interesante, con ese empeño en sacar todos los temas adelante, con opiniones tan variadas, con un objetivo en comun a pesar de llevar vidas tan diferentes. Espero poder conocerte en el segundo!!!
    Desde mayo no he podido emprender grandes cosas, la verdad. Pero sí he empezado a escribir para mi, intento buscar más momentos para la reflexión y la lectura...y algun que otro cambio en mi actuar..aunque he de decir que esta parte esta siendo muy muy dificil. Ni las amistades ni el entorno comparten mis ideas y es dfificil compaginar todo manteniendo tambien el vínculo de las personas que más quieres. Ésta quizás es la gran lucha para mi, y donde más dificultad encuentro.
    Como dice Sofía, podriamos buscar algun espacio en el encuentro para poder expresar cóno nos sentimos las personas que estamos aquí pero que no sabemos muy bien por donde empezar,,que andamos más verdes. Yo por ejemplo ando fatal de historia, política..por eso ando mareada con tanta lectura y muchas veces ya ni se por donde ponerme. Lo importante es seguir, siempre hacia adelante, no crees?
    Gracias por escribirnos, me has animado a mi también a hacerlo.
    Gracias también a Sofía por estar tan pendiente de los mensajes, es un placer leerte guapa!
    Espero nos veamos muy prontito!
    Un besazo!

  • Enlace al Comentario Sofía Lunes, 14 Diciembre 2015 17:08 publicado por Sofía

    ¡Hola Carmen! qué bien que te animes a entrar por aquí. El caso es que siempre dices que no sabes cómo aportar o qué decir pero lo que escribes me despierta interés y necesidad de reflexionar sobre ello. En este caso lo que significa el vínculo que hemos ido creando en este grupo de personas, cada cual tan diferente a la otra y a la vez tan parecidas. Sí hay que buscar formas diversas y válidas para mantenerlo, para interactuar, para apoyarnos... Creo que de cara al segundo encuentro este tema tendrá que ser tratado... vamos pensando entre todas. Muchos besos.

  • Enlace al Comentario Carmen Angulo Martos Domingo, 13 Diciembre 2015 21:36 publicado por Carmen Angulo Martos

    Hola felix,aunque me reconozco en los planteamientos de la revolución integral como sujeto, no puedo decir lo mismo, como agente que pueda trasmitir la teoría de dicha revolución, con lo cual, me veo muy limitada.
    Cuando os descubrir a ti y a Prado, vi, que poníais palabras a muchos de mis sentimientos. Empezaba a pensar, que tenia un problema de adaptación social y me di cuenta, que así era, aunque, eramos mas. Vivo con conciencia, comprometiéndome con el de al lado, lo cual, no es facil, pues me trae grandes problemas y mucha incomprensión.Soy solo portadora de lo verbal y vivencial, pues carezco de lo mas básico, para relacionarme y formar parte de este grupo motor y transmisor, me falta toda la teoría y muchísimo conocimiento, para poder trasmitir la idea y defendedla, con palabras.
    He llegado ya a los sesenta años y desde muy joven,he estado en continua búsqueda interior; me planteaba, que la vida, tenia que ser algo mas, de como la estaba viviendo y así a sido. Necesito el vinculo con vosotros para no sentirme, como he estado estos últimos años, cuando abandone el activismo, aunque, no tengo muy claro, como interactuar con el colectivo, pues, por aqui, poco puedo aportar.
    Un cordia saludo.

Inicia sesión para enviar comentarios