Viernes, 11 Noviembre 2016 13:40

Romper con la izquierda

Escrito por  Sofía
Valora este artículo
(3 votos)

Hemos recibido a través del correo electrónico una invitación a leer uno de los últimos artículos de Félix Rodrigo Mora, por sí misma nos parece muy acertada y queremos hacerla pública junto con el enlace al texto al que se refiere, SOBRE LA NATURALEZA DE NUESTROS PERSEGUIDORES. En la misma entrada, se recomienda ver el vídeo que se enlaza al final, cómo se retrata cada cual cuando habla, esos que ahora ya consiguieron en varias grandes ciudades llegar a "arriba", entrar en los gobiernos, y nos preguntamos ¿qué está cambiando?

Hola,

os envío un artículo contundente, claro, y sin concesiones, que espero sirva para seguir haciendo mella y conseguir a medio plazo, romper con la izquierda toda, desde lo común y lo individual, autónomo y popular, con su "filosofía" y con su actuar (denunciando sin cesar sus tropelías), para seguir construyendo un pensamiento y una alternativa revolucionaria en el siglo XXI.

 

Es un artículo de Félix Rodrigo Mora, perseguido y no permitido en todo el entorno izquierdista y en la mayoría del guetto político y (des)calificado (como es costumbre, sin querer entrar nunca en un debate serio y con respeto por la libertad de expresión) de mil y una maneras, el mismo guetto que en su gran mayoría ha vuelto a ayudar al sistema de dominación para que los planteamientos y posicionamientos revolucionarios no prosperen (por el momento) pasando a apoyar a Podemos (muchas veces con la excusa del mal menor, de manera directa o indirecta), calmando así la rabia social, desgastando más y más energías de gente bien intencionada y capaz, en sus plenos, en sus cientos de mitin-círculo-asambleas propagandísticas, en sus actividades, debates, burocracias, jerarquías, pedida de limosnas, y, sobre todo, en la principal función de la partitocracia: engañar, timar, despistar, burlar, estafar y traicionar al elemento popular con campañas, como "Madrid, capital del cambio", la pantomima de los presupuestos participativos, la majarada de la participación popular en las instituciones (con el mecanismo institucionalizador de las masas que son las nuevas "consultas populares"), con la defensa a rajatabla de la propiedad privada defendiendo el despojo en materia de vivienda de los y las desposeídos, o con el engañabobos del Madrid sostenible destruyendo a paso de gigante la naturaleza. Todo este entramado político, con los y las mandamases de Podemos a la cabeza, cada vez cuenta con menos apoyo popular, menos apoyo en la calle, convirtiéndose en no mucho tiempo en nuevo partido de la "casta" que tendrá que ser combatido (con mucha más fuerza que los anteriores, debido a los tiempos en los que nos adentramos), por la gente de la base, en la calle y con muchas más denuncias como ésta, que no debería de ser descalificada como de costumbre, por no estar de acuerdo con una frase o expresión, valorando el trabajo analítico realizado en global y encontrándonos en lo común.

Acabar de romper con la izquierda (principal instrumento político del Estado español desde el final del franquismo y principal escollo para la tarea revolucionaria) hoy, es tarea inmediata, previendo la situación de descrédito político por el que volverá a pasar el sistema de dictadura parlamentaria una vez acabe de caer el invento Podemos entre las minorías conscientes y combativas, que no podrá volver a ser rellenado con nuevas ilusiones, teniendo en cuenta, entre otras cosas, el aumento del empobrecimiento de las clases populares que seguirá y se acrecentará, por lo que no podrán seguir engañando por mucho tiempo, ni izquierda ni derecha, con más y más dinero, más y más subvenciones, más y más servicios estatales... Anticiparnos a esto es cuestión estratégica ahora. Tenemos la realidad de nuestra parte.

Si nuestras hermanas y hermanos griegos lo hubiesen hecho con el desvergonzado de Alexis Tsipras y sus correligionarios, la contestación popular ante sus atropellos habría sido muy superior. Recordar que llevan tres huelgas generales. Además, hoy (9 de noviembre) justo ha salido la noticia en el periódico Diagonal, "Grecia se prepara para una oleada de desahucios" (se prevén miles de desahucios), el mismo periódico que en su número posterior a la victoria de Syriza en enero de 2015 nos brindaba con su apoyo explícito a esta formación poniendo en su portada una gran bandera griega. Hacer un balance serio de tal apoyo, pasados ya nada menos que dos años, es imprescindible.

De aquí a no mucho la batalla entre quienes apostamos por la Revolución y quienes seguirán apoyando (directa o indirectamente) a una izquierda ya senil, codiciosa por antonomasia, reaccionaria, gran servidora del binomio Estado-Capital y agresora de toda disidencia real, se acrecentará sin lugar a dudas. Es momento de pensar, quienes sigamos en la calle, en las plazas, con un compromiso social claro, sin dejarse llevar por consignismos de rebaño, dónde nos situaremos cuando llegue el momento. O se está en la calle o en las instituciones, ambas cosas son incompatibles y están enfrentadas.

Me dirijo especialmente a la juventud, que aunque hoy dormida, conformista, aturdida y perdida en gran parte, minorías de ésta deberán ser decisivas en el devenir a medio plazo en la Península Ibérica y en el resto de territorios del globo, ya que su potencial vital, extinguido hoy principalmente por la Universidad, todavía sigue y seguirá latente. Debemos rescatarlo de su letargo.

Un abrazo,
Javier de Miguel.

Visto 854 veces Modificado por última vez en Viernes, 11 Noviembre 2016 18:10

1 comentario

  • Enlace al Comentario Jorge Eduardo Rulli Lunes, 30 Enero 2017 14:58 publicado por Jorge Eduardo Rulli

    Muchas gracias Javier, lo tuyo extraordinario... no es por otra parte diferente a lo que deberíase decir en la Argentia... la misma izquierda boba posmoderna, similares simulacros y un abuso de los relatos...

Inicia sesión para enviar comentarios